Quienes somos

Cuando preparo reposteria siempre recuerdo con añoranza los años en que mi mama me enseñaba a cocinar, jugar con la harina, mancharme de chocolate, comer dulce de leche.... Recuerdo bien que esperaba toda la semana con impaciencia hasta que llegase el Domingo y juntas cocinar esos fantásticos postres y dulces que antes, mi abuelita le había enseñado a mi mamá. Por eso al prepararlos personalmente con la receta tradicional, como hacía mi mama me lleno de alegría y ese mismo sentimiento deseo transmitirlo mediante estos pequeños bocados de felicidad.

Esta experiencia es la que me gusta transmitir a mis alumnos para que en un futuro puedan enseñar a sus hijos e hijas.

Realizamos cursos amenos y divertidos en lo que lo más imortante es disfrutar de estos dulces momentos.

No lo dudes más y ven a disfrutar con nosotros creando y elaborando tus postres preferidos.